Buscar
Cierra este cuadro de búsqueda.

Electrogalvanizado versus galvanizado por inmersión en caliente: explicación de las diferencias clave

La galvanización es el proceso de aplicar una capa protectora de zinc al acero o hierro para evitar la oxidación. Este proceso es crucial ya que mejora significativamente la resistencia del metal a la corrosión, extendiendo su vida útil. Dos métodos comunes de galvanización son la electrogalvanización y la galvanización en caliente.

El acero electrogalvanizado implica un recubrimiento de zinc más delgado y preciso aplicado mediante galvanoplastia. Este método es apreciado por su acabado suave y se utiliza a menudo en aplicaciones donde es esencial una apariencia de alta calidad. Sin embargo, el recubrimiento más delgado proporciona menos protección contra la corrosión intensa en comparación con otros métodos.

La galvanización en caliente, por otro lado, ofrece una capa robusta de zinc que se logra sumergiendo el metal en zinc fundido. Este método garantiza un revestimiento grueso y duradero, lo que lo hace ideal para entornos exteriores o industriales donde las condiciones son más duras. La elección entre bisagras de acero electrogalvanizadas y galvanizadas en caliente se basa en el equilibrio entre los requisitos estéticos y la necesidad de resistencia a la corrosión.

Electro galvanizado

Descripción del proceso:

1. Método de galvanoplastia:
El acero electrogalvanizado se produce mediante un proceso de galvanoplastia. Esto implica sumergir el metal en una solución que contiene iones de zinc y usar una corriente eléctrica para depositar una fina capa de zinc sobre la superficie.

2. Aplicación del recubrimiento de zinc:
El recubrimiento de zinc se aplica uniformemente sobre la superficie del metal. Este proceso se controla con precisión para lograr el espesor deseado de la capa de zinc.

Características:

1. Espesor del recubrimiento:
Los recubrimientos electrogalvanizados suelen ser más delgados que los producidos mediante inmersión en caliente, y suelen oscilar entre 5 y 30 micras.

2. Acabado superficial:
El acabado es liso y brillante, proporcionando una apariencia estéticamente más agradable. Esto se debe a la naturaleza controlada del proceso de galvanoplastia.

3. Propiedades de adhesión:
La adherencia del recubrimiento de zinc es fuerte, lo que lo hace resistente al pelado y descamación en condiciones normales.

Ventajas:

1. Revestimiento liso y uniforme:
Gracias al proceso de galvanoplastia, los recubrimientos electrogalvanizados son excepcionalmente uniformes y lisos.

2. Precisión en el espesor del recubrimiento:
El espesor de la capa de zinc se puede controlar con gran precisión. Esto lo hace adecuado para aplicaciones que necesitan especificaciones precisas.

3. Mejor para materiales finos:
La electrogalvanización es ideal para materiales delgados que pueden deformarse bajo las temperaturas más altas de la inmersión en caliente.

Desventajas:

1. Menor resistencia a la corrosión:
El recubrimiento de zinc más delgado proporciona menos resistencia a la corrosión en comparación con los recubrimientos galvanizados en caliente.

2. Menos adecuado para uso en exteriores:
Debido a la menor resistencia a la corrosión, el acero electrogalvanizado es menos adecuado para ambientes exteriores donde la exposición a los elementos es constante.

3. Mayor costo de producción:
El proceso de galvanoplastia es generalmente más caro debido al mayor consumo de energía y a la necesidad de un control preciso.

 

Galvanizado en caliente

Descripción del proceso

Inmersión en zinc fundido

En el proceso de galvanización en caliente, el acero se sumerge en zinc fundido a una temperatura de alrededor de 450°C. Esto crea una fuerte unión entre el acero y el zinc.

Formación de capas de aleación de zinc-hierro

A medida que el acero se enfría, el zinc reacciona con el hierro del acero para formar varias capas de aleación de zinc y hierro. Esto mejora la adherencia y durabilidad del revestimiento.

Características

Espesor del recubrimiento

La galvanización en caliente generalmente da como resultado un recubrimiento más grueso en comparación con la electrogalvanización. Este espesor contribuye a una mayor resistencia a la corrosión.

Acabado de la superficie

El acabado superficial suele ser más rugoso que el de los revestimientos electrogalvanizados. Puede tener una apariencia de lentejuelas o moteada.

Propiedades de adhesión

Las capas de aleación de zinc y hierro proporcionan una fuerte adhesión, lo que reduce el riesgo de descamación o descamación. Esto garantiza una protección a largo plazo.

Diferenciales

Resistencia superior a la corrosión

Los revestimientos galvanizados en caliente ofrecen una excelente protección contra la corrosión, especialmente en ambientes exteriores. El revestimiento más grueso proporciona una barrera robusta.

Durabilidad en entornos hostiles

Este tipo de galvanizado es particularmente eficaz en entornos hostiles, incluidos entornos marinos e industriales. Proporciona una protección duradera contra la intemperie y los productos químicos.

Rentable para la producción a granel

El proceso es rentable, especialmente para la producción a gran escala. Es ideal para artículos a granel como acero estructural, cercas y sujetadores.

Desventajas

Acabado de superficie más rugoso

Es posible que el acabado más rugoso no sea adecuado para aplicaciones que requieren una apariencia suave o estéticamente agradable. Es menos refinado que los recubrimientos electrogalvanizados.

Menos precisión en el espesor del recubrimiento

El espesor del recubrimiento puede ser menos uniforme en comparación con el electrogalvanizado. Esto puede ser un inconveniente para los componentes de precisión.

Potencial de deformación en materiales delgados

Las altas temperaturas involucradas en el proceso pueden causar deformaciones o distorsiones en materiales delgados o delicados. Esto limita su aplicabilidad a ciertos artículos.

 

Análisis comparativo

Resistencia a la Corrosión

Los revestimientos electrogalvanizados proporcionan una fina capa de zinc que ofrece una protección moderada contra la corrosión. Este método es adecuado para ambientes con niveles de humedad bajos a moderados.

Los revestimientos galvanizados en caliente, por el contrario, recubren el acero con una capa más gruesa de zinc. Esto los hace altamente resistentes a la corrosión, ideales para ambientes hostiles, exteriores o marinos.

Idoneidad de la aplicación

Uso en interiores o en exteriores

Los productos electrogalvanizados suelen elegirse para aplicaciones en interiores donde la exposición a la humedad es limitada. Los ejemplos incluyen equipos electrónicos y muebles de interior.

Los productos galvanizados en caliente son mejores para uso en exteriores donde la exposición a los elementos es constante, como en cercas, techos y mobiliario urbano.

Aplicaciones estructurales versus estéticas

Para fines estructurales, se recomiendan los recubrimientos galvanizados en caliente debido a su durabilidad y capa de protección más gruesa. Se utilizan comúnmente en construcción, puentes y maquinaria pesada.

Estéticamente, los revestimientos electrogalvanizados ofrecen un acabado más suave y brillante. Son más adecuados para artículos donde la apariencia es una prioridad, como electrodomésticos y piezas de automóviles.

 

Aplicaciones

Productos electrogalvanizados

  1. Industria automotriz
    El acero electrogalvanizado se utiliza ampliamente en el sector de la automoción. Las aplicaciones comunes incluyen paneles de carrocería, parachoques y otras piezas ampliamente producidas.

  2. Electrónica
    Este tipo de galvanización proporciona un acabado suave, lo que lo hace ideal para componentes, carcasas y cajas electrónicos que requieren estándares de fabricación precisos.

  3. Accesorios de interior
    Debido a su atractivo acabado, el acero electrogalvanizado se utiliza con frecuencia para accesorios de interior como muebles, estanterías y accesorios de iluminación.

Productos galvanizados en caliente

  1. Construcción
    El acero galvanizado en caliente es robusto y muy resistente a la corrosión. Se usa comúnmente en vigas estructurales, techos y otros elementos críticos de construcción.

  2. Estructuras al aire libre
    Su excelente durabilidad lo hace adecuado para aplicaciones en exteriores como cercas, postes y diversas formas de herrajes exteriores.

  3. Equipamiento agrícola
    Dada su capacidad para soportar condiciones ambientales adversas, el acero galvanizado en caliente se utiliza a menudo en la fabricación de equipos agrícolas como silos, graneros y comederos.

 

Conclusión

Electro galvanizado e galvanizado en caliente Cada uno de los recubrimientos ofrece beneficios únicos.

Electro galvanizado Proporciona un acabado más suave y una mejor adherencia para pinturas y revestimientos. Es adecuado para uso en interiores donde la estética y la uniformidad son importantes. Este método es más rápido y rentable para recubrimientos más delgados.

Galvanizado en caliente Ofrece una resistencia superior al óxido y la corrosión, lo que lo hace ideal para exteriores y ambientes más hostiles. El revestimiento más grueso garantiza una protección y durabilidad duraderas. Esta opción es más adecuada para componentes estructurales expuestos a los elementos.

Comparación de puntos clave:

Feature Electro galvanizado Galvanizado en caliente
Acabado Más suave, más uniforme Más grueso, menos uniforme
Aplicación Interior, fines estéticos. Ambientes exteriores hostiles
Espesor del recubrimiento Disolvente Más grueso
Resistencia a la Corrosión Moderado Alta

Consideraciones de aplicación:

  • If apariencia es crucial y el ambiente está controlado, electro galvanizado podría ser la elección.
  • Para los paquetes al aire libre or alta corrosión ambientes, galvanizado en caliente ofrece una mejor protección.
4.6/5 - (25 notas)
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Últimas Publicaciones

Artículos Relacionados